Narrador de cuentos cortos

Luis Mendoza, era el tipo más cómico en el rancho San Vicente, un pueblo de no más de 400 habitantes, que en días festivos, se juntaban todos los habitantes para festejar, y así una fiesta inigualable realizar, Luis era una persona que hablaba muy rápido y aunque tenía dotes de narrador de cuentos breves, estos al contarlos tan rápido, te dejaba siempre con las ganas de seguir escuchando.

Ese día, todos los chiquillos del pueblo se reunieron alrededor de narrador, tan solo para escuchar, uno de los cuentos cortos más rápidos, que alguien pudiera contar, y todo esto sin quitarle la debida emoción a la narración, por lo que cuando había un festejo, las personas y más los niños hacían una rueda alrededor de él.

Y el cuento cortó que conto va más o menos así:

María del Carmen y Ramón eran dos amigos de la infancia que aunque siempre andaban juntos y al ser vecinos, se querían como hermanos, más de una persona los quiso emparentar, pero en ellos, el sentimiento más fuerte, era el de la amistad, quizás por ser todavía unos niños, o quizás por la convivencia, no se podían ver de otra forma.

Pero los años pasan, y los sentimientos cambian, ahora Vivian enojados, por situaciones que Vivian cada uno de ellos, con sus respectivos amigos, lo que hacía que el celo se hiciera presente y con ello la llama del amor. Y en ese momento en que las dos personas se encuentran y se miran fijamente a los ojos, y se dan el primer beso, eso les ocurrió a los dos, el amor había hecho de las suyas y lo que como amistad empezó, en amor termino.

Narrador de cuentos cortos

Fue esto todo el cuento que Luis Mendoza, compartió, para dar un mensaje de amor termino, y a todos los niños del lugar, como siempre todos se quedaron a la espera de saber cuándo seguía el otro cuento corto, pero Manuel no se despedía, tan solo se retiraba del lugar, para en otro día, volver a empezar.